Spanish Catalan English French Italian

Escuela en Kenia

Escuela académica beatos Jacinta y Francisco de Fátima

  1. Las Monjas Carmelitas de Barcelona os pedimos ayuda para finalizar la escuela donde puedan estudiar los niños y niñas del pueblo de Kabaa (Kenya) por las siguientes razones:
  2. Este pueblo situado en Kenya es muy conocido de nosotras ya que en nuestra comunidad tenemos una hermana que pertenece a él. La Hermana Jacinta Mutio es de Kabaa (Kenya) y conoce personalmente todas las necesidades que hay. Aunque somos monjas de vida contemplativa, viendo el sufrimiento de nuestra hermana por tantos niños pobres que no pueden ir a escuela, nos hemos atrevido a empezar esta tarea que sobrepasa nuestro carisma específico y nuestras posibilidades.
  3. Kabaa es un pueblo muy pobre, llueve muy poco ya que avanza el desierto y, como consecuencia, hay sequía. Un 6 % de la población ha muerto de hambre estos últimos años porque la gente vive de la agricultura y la ganadería.
  4. Los que sufren más los estragos del hambre son los niños y niñas. Ellos no tienen la resistencia de los adultos y mueren antes.
  5. En el pueblo hay muchos niños y niñas. Esta escuela debería dar cabida a 600 niños y niñas, si queremos cubrir las necesidades de los que no pueden estudiar. Además hay muchos niños huérfanos. Esto lo ha constatado personalmente la hermana Jacinta cuando ha ido a su casa. Muchas personas le han pedido ayuda, sobre todo las familias que se han quedado a cargo de estos niños huérfanos, cuyos padres han muerto a consecuencia del sida y la tuberculosis.
  6. Lejos del pueblo hay una escuela, pero los niños han de andar 50 minutos para ir y 50 para volver, incluso los más pequeños de seis y siete años. Además es insuficiente para todos los niños. Por todo esto, las familias de Kabaa nos han pedido ayuda para construir una escuela para los niños/as del pueblo y alrededores. Una escuela que se les enseñe bien, que puedan desayunar y comer al mediodía en la escuela, que se vigilen sus enfermedades y se les enseñe a poner remedio, para que ningún otro niño se infecte de Sida. Si vosotros tomáis la tarea de ayudarnos en este proyecto, tendréis la satisfacción de haber alzado el nivel del País, Kenya, no solo intelectualmente sino en todos los campos incluido el humano, formando así personas sanas y que pueden ayudar a sus familias a salir de la miseria porque tienen estudios.
  7. Kenya es un país donde todo es muy caro; pero el dinero bien administrado puede dar mucho de sí ya que la gente allí es buena y se ayuda. Las madres y padres de los niños ayudan en la construcción de la escuela y en la preparación de la comida.
  8. Con esfuerzo y solicitando vuestra caridad y la de personas amigas, nosotras las Monjas Carmelitas, ayudadas de las familias responsables del Proyecto de la escuela, conseguimos en octubre de 2006 un terreno para construir la escuela.
  9. Durante todo el año 2007 se pudieron construir dos aulas, dedicadas a 1º y 2º de E.G.B. que en enero de 2008 se abrieron para acoger a 35 niños y niñas. No pudimos aceptar más por falta de material escolar y de sillas y mesas.
  10. Con vuestra ayuda inauguramos en enero 2009 tres clases más: 3º, 4º y 5º de E.G.B. y se acogieron en la escuela unos 130 niños y niñas que estudian E.G.B., y unos 100 más pequeños, entre 2 y 5 años, que están en un entoldado porque no hemos podido habilitar clases para ellos y que, al menos en la escuela, pueden desayunar y comer. Hay hambre en Kenia ahora y estos niños pobres, si no comen en la escuela, en su casa no tienen nada para darles.
  11. A partir de enero de 2010 la escuela ya pudo acoger a 300 niños/as, incluidos los más pequeños. Como vuestra generosidad es muy grande, los más mayores se han podido quedar internos y así tienen soporte para estudiar más. Ya sabéis que en Kenya, como en otros países africanos, las familias más pobres viven en una casita con una habitación: allí se cocina, se come, se duerme, se estudia… si se puede. Por eso cuando los niños llegan a 4º de E.G.B., nuestro deseo es que se queden internos en la escuela. En el 2010 hubo sólo 20 niños que pudieron disfrutar de este privilegio. El curos que ha comenzado en enero 2011 se ha doblado el número. Pero para ello hemos necesitado más literas, colchones, palanganas, jabón, etc., y vamos admitiendo niños/as a medida que podemos adquirir estos menesteres.

 

Reportaje Fotográfico
2006. INICIO DE LAS DOS PRIMERAS CLASES

ENERO 2007. SE INICIAN LAS CLASES DE 1º Y 2º DE E.G.B. CON 35 NIÑOS/AS.

AÑO 2009. LA ESCUELA CRECE. SON YA SEIS LAS CLASES QUE FUNCIONAN: 1º, 2º, 3º, 4º, 5º Y 6º DE E.G.B. LOS NIÑOS/AS HAN PASADO A SER MÁS DE 200.

SE COMPRA UN AUTOCAR PEQUEÑO PARA TRANSPORTAR A LOS NIÑOS QUE VIENEN DE LOS LUGARES MÁS ALEJADOS

EL AGUA ES UN BIEN MUY NECESARIO. CON ESFUERZO SE CONSTRUYE UNA CANALIZACIÓN DESDE UNOS DEPÓSTIOS GUBERNAMENTALES QUE ABASTECEN A VARIOS PUEBLOS. LA ESCUELA TIENE AGUA, Y TAMBIÉN LOS VECINOS DEL PUEBLO QUE HAN EMPALMADO CON LA CANALIZACIÓN QUE HEMOS HECHO PARA LA  ESCUELA. ¡YA NO TIENEN QUE IR A BUSCARLA AL RIO!

HACIENDO UN ESFUERZO ECONÓMICO GRANDE, LOS NIÑOS/AS DESAYUNAN Y COMEN EN LA ESCUELA. SI LUEGO NO PUEDEN CENAR EN SUS CASAS… YA TIENEN EL ALIMENTO NECESARIO. ESTÁN GORDITOS Y SANOS, Y NO COGEN ENFERMEDADES.